“Le Temps des Cerises”, el vino de la revolución natural

Un 15 de Mayo como hoy, quiero hablaros de una bodega, “Le Temps des Cerises“, y su vino, ‘La peur du rouge’, que tantas cosas me evocan hoy. Se trata de una bodega que debe su nombre a una popular canción francesa inspirada en la Comuna de París; un movimiento popular que gobernó la ciudad de París durante apenas dos meses (del 18 de marzo al 28 de mayo de 1871), lo que supuso la primera toma de poder de las clases proletarias en la historia de una sociedad occidental.

axel prufer temps cerisesPara entender los vinos de la bodega “Le Temps des cerices” (“tiempos de cerezas”) hemos de conocer la figura de Axel Prufer, su compositor. Nacido en la antigua Alemania del Este, escapó del servicio militar de su país y se refugió en una pequeña localidad francesa del Languedoc, donde desarrolló su auténtico sueño y pasión: producir vinos de la forma más natural posible y compartir su felicidad por haber alcanzado el Sueño. Su limitada producción consigue envasar la expresividad del entorno de sus viñedos y una mínima intervención de quien supo adaptarse a la tierra y respetar sus tiempos.


Le Temps des Cerises: La canción

temps des cerises peur du rouge
La etiqueta muestra la imagen de aquella mujer desangrándose y llamando a gritos a la libertad del momento.

Este vino toma su nombre de la canción del mismo nombre, inspirada en la Comuna de París, y emblema de identidad de la Izquierda francesa. Escrita por Jean-Baptiste Climent, fue dedicada a una enfermera muerta tras el sangriento asalto de las fuerzas del Gobierno francés a la Comuna. Su letra lejos de hablar de odio o rencor, proclama un canto al amor, a los ideales, y evoca la libertad, solidaridad y resistencia frente a la opresión que se vivió en la Comuna de París. Es una canción muy conocida por los franceses que habla de esa añoranza por un tiempo (el del fruto) que dura muy poco: el del amor y los sueños. Como aquel breve movimiento de insurrección que gobernó París durante 60 días en los que se decretó la autogestión de las fábricas abandonadas por sus dueños, la creación de guarderías para los hijos de las obreras, la laicidad del Estado, la obligación de las iglesias de acoger las asambleas de vecinos y de sumarse a las labores sociales, la remisión de los alquileres impagados y la abolición de los intereses de las deudas. Respondiendo a la necesidad de paliar la pobreza generalizada que vivía el país. La canción habla de cerezas que caen como gotas de sangre, penas de amor que vuelven en una lucha constante. Aunque las revoluciones puedan ser traicionadas, o duren poco, siempre habrá quien luche por la libertad, para que vuelva ese tiempo de las cerezas.

Dedicado a todos aquellos que un 15 de Mayo hicieron brotar nuestro particular “tiempo de cerezas”

Marc Muñoz

Mi nombre es Marcos Muñoz, dirijo y escribo para la revista Epicúrea. Fui socio fundador de la Asoc. Enogastronómica Petit Verdot, y creador de la "Ruta de los Vinos de Granada". También colaboro en otros medios de comunicación gastronómica y de promoción turística.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 + uno =