Comercio de proximidad, una tabla de salvación

El comercio de proximidad se ha convertido en el gran aliado para los pequeños productores. Una alianza estratégica para sobrevivir a la dictadura de las grandes cadenas de distribución.

Con frecuencia se habla de las grandes superficies como generadoras de empleo; aunque, casi siempre, omitiendo las condiciones de esa mano de obra, el destino de su capital, el origen de sus productos, o de su modelo financiero. Si bien no pretendemos juzgar su modelo de negocio, es cierto que apenas se hace justicia mediática con el pequeño comercio de proximidad que en los últimos años se ha convertido en el gran aliado frente a la crisis para los pequeños productores. Una alianza estratégica que les permite sobrevivir frente a la dictadura que a menudo marca el mercado de grandes superficies y cadenas de distribución, menos sensibilizadas con el producto local.

comercio proximidad frutasNo sabemos si la fórmula “comerciantes sensibilizados para consumidores concienciados” será flor de una crisis, pero lo cierto que es que ha conseguido abonar una economía más social basada en el canal corto de distribución que pone cara al productor; garantiza el origen, y supone un retorno para la comunidad local. Para el cliente, en la mayoría de los casos, supone un ahorro económico y su empoderamiento como consumidor. Realmente se siente partícipe de su intervención en la economía de su comunidad, decide donde va a parar su dinero y a quién beneficia con sus hábitos de consumo. Se trata de llevar a la práctica la máxima de “pensamiento global para una actuación local”

Dentro de los perfiles de este comercio de proximidad podemos encontrar los siguientes como casos más representativos.

¡LA COLMENA QUE DICE SÍ!

la colmena que dice síBajo este título tan intrincado, se acoge una alternativa de consumo alimentario que conecta a los productores locales con los consumidores a través de la creación de comunidades de venta directa. El éxito de la plataforma en Europa (con más de 800 Colmenas) hace que se instale en Granada en Junio de 2015. Con casi 600 miembros en la actualidad, no solo han conseguido un a revitalización del barrio de la Magdalena de la capital granadina, con un espacio de intercambio entre productores y consumidores, si no que con sus acciones repercuten globalmente en el cambio del modelo de consumo; alimentos de calidad a precios asequibles, directamente del productor.

El martes 19 de Abril, “¡La Colmena que dice Sí!” celebra su aniversario en Granada con un nuevo encuentro entre productores y consumidores, donde será posible degustar productos ecológicos y artesanos: quesos, vinos, cervezas, o mermeladas, entre otros.

Frutería Antoñita

Con 40 años en el barrio de Zaidín-Vergeles, Antoñita es conocida por todos sus vecinos por los productos “ecológicos” (a los que no echa nada) de su huerto de Monachil. Una tierra de labor que heredó de su padre y que cultivan sus hermanos. A parte de sus productos es posible encontrar tomates de Molvízar, mangos de Jete, granadas y castañas de la Alpujarra, así como el aceites ecológicos de Granada o el pan casero de Víznar.

El Ecosuper

ecosuper comercio proximidadMarga y Romu, conocen a sus productores por su nombre más que por sus marcas y son el ejemplo de coherencia personal y conciencia comercial. Como un eslabón más en esa cadena de voluntades por un comercio justo y de proximidad, hacen suyos los compromisos de EQUO, la independencia energética, y la banca ética. Su establecimiento, en el castizo barrio judio del Realejo, ha sido un respiradero al ecologismo y la cooperación en Granada.

Frutería Yolanda

comercio proximidadMantiene el sabor de colmado tradicional justo en el centro de Granada, a un paso del mercado de San Agustín. La degustación es obligatoria si pasa por allí y se lo ofrece Alfonso, podrá probar aceitunas autóctonas Loayme, encurtidos, quesos, jamones, o cualquier otro capricho local que se le ocurra. Todo desde su compromiso con el productor de Granada y las exigencias de su clientela.

Marc Muñoz

Mi nombre es Marcos Muñoz, dirijo y escribo para la revista Epicúrea. Fui socio fundador de la Asoc. Enogastronómica Petit Verdot, y creador de la "Ruta de los Vinos de Granada". También colaboro en otros medios de comunicación gastronómica y de promoción turística.